martes, 1 de noviembre de 2016

Sobreviviendo al Erasmus #6: Turisteando por Graz (Parte II)

10 de septiembre de 2016


Tomar la decisión de ir al Schlossberg recién comidos fue una completa desfachatez. Subimos empinadas cuestas, sudamos como nunca pensé que lo haría en Austria, luchamos por no desfallecer en el camino. Justo cuando parecía que íbamos a llegar a la cima, dábamos un nuevo giro, hacia un nuevo tramo, mucho más empinado que el anterior. No obstante, mereció muchísimo la pena. 

Es muy curioso presenciar cómo en un núcleo urbano hay un pequeño bosque tan frondoso y bien cuidado. Daba la sensación de que habíamos dejado Graz y que nos habíamos introducido en algún paraje natural cercano. Cuando alcanzamos la cima, comprobamos que efectivamente seguíamos allí: una vista panorámica de la ciudad se extendía majestuosa ante nuestros ojos.

¿Qué es lo que ocurre cuando juntas un precioso paisaje y unas niñas a las que les gusta más hacerse fotos que a un tonto un lápiz? 
Que te sale un book de fotografías en un par de horas. 

Así que, queridos lectores, para que podáis haceros una idea de lo que vi aquél día, os deleitaré con algunas fotos...



Marta y su piti, tan divinos como siempre.

En realidad en ese momento estaba cagada porque había una caída bastante considerable.


¡Las pisisukis!
Después de pasear por el Schlossberg y hacernos este reportaje fotográfico (Steffanie y su amigo tuvieron mucha paciencia con nosotros), dimos un paseo por el centro, y para acabar el día fuimos a merendar a Tribeka, una cafetería bastante popular por aquí. Yo me tomé un batido de chocolate blanco y frutos del bosque, que (a pesar de que en la foto no luzca mucho) estuvo muy rico. 


Un día 100% turismo que tengo muchas ganas de repetir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario